FRASQuien haya pasado un fin de semana grabando una cinta perfecta para la “nueva de la clase”, haya hecho fotos analógicas o sabe cómo cerrar un coche sin cierre centralizado, sin duda ha vivido los 80 y no se va a extrañar con estas frases. Sí, parece que fue ayer. Sin embargo sólo en términos tecnológicos, los años 80 son la Edad de Piedra. ¿Piensas que exagero?

Compruebalo, dile una de estas 10 frases a tu hijo@ y lo más probable es que te mire con cara de extrañeza.

1. “¡Oh, no! Se ha liado la cinta.

¡Qué rabia cuando la cinta magnética de tu cassette favorito se quedaba liada en el radiocassette! Los más nerviosos rápidamente tiraban todo el lio a la basura. Otros, armados de paciencia y un boli Bic, volvían a meter toda la cinta en su sitio.

2. “Por favor, devuelvela rebobinada!

Era la advertencia común cuando alquilábamos una película en un videoclub. Las cintas VHS había que rebobinarlas hasta el principio de la cinta. Y por su puesto, devolver la película a tiempo si no querías que te sancionaran.

 

3. “Esperemos que la foto sea buena.”

En los tiempo de la fotografía analógica, normalmente con un carrete se hacían 36 fotos. Revelarlo era caro y había que esperar a que el laboratorio enviara las fotos para poder verlas. Muchas veces la foto que más te interesaba, como la del ligue del verano, salía mal.

4. “¡Cuelga ya! Estoy esperando una llamada “.

Inimaginable pero cierto: no hace mucho tiempo, en un hogar había un teléfono para toda la familia. Estaba en el pasillo. Y cuando alguien estaba hablando nadie más podía llamar. Si llamaba sólo oía un tono que indicaba que la linea estaba ocupada y que tenía que volver a llamar… y marcar con un teléfono de rueda….

5. “Los singles se ponen a 45”.

Y cuando hablamos de singles no hablamos de personas sin pareja, si no de discos pequeños. Discos de una sóla canción, que para sonar bien debían girar a una velocidad de 45 vueltas por minuto. Y si te equivocabas y ponías un single de Parchis a 33 ½ (velocidad de los discos grandes o LPs), parecía que estaban poseídos por una voz de ultratumba.

6. “¿Puedes por favor bajar el botón?”

Las puertas de los coches modernos se cierran forma automática, pero antes había que cerrar cada puerta indiviualmente. Así que para no tener que darle la vuelta al coche, el conductor solía peir a los pasajeros ese pequeño favor.

7. “Toma unas monedas para la cabina de teléfono.”

Los padres a veces daban a los jóvenes cuando salían unas monedas, para que pudieran llamar desde una cabina telefónica pública si tenían alguna emergencia. Sí, queridos hijos, no había teléfonos móviles. En su lugar había teléfonos públicos.

 

8. “Son las 11 horas, 47 minutos y treinta segundos. Piiiiiiii “.

Como no teníamos móvil no podíamos ver la hora. Sin embargo, la única compañía de teléfonos de la época, Telefónica, ofrecía un servicio horario. Al marcar el número, una voz femenina informaba de la hora actual en intervalos de 10 segundos.

9. “Ve a cambiar el canal.”

Hay dos razones por las que la palabra zapping en los años 80 aún no se conocía. En primer lugar, sólo había dos programas de televisión, tres en las comunidades con TV autonómica, y en segundo lugar casi en ningún hogar existía mando a distancia. Los canales se cambiaban en el propio televisor.

10. “¿Es de 90? No, de 60 “.

Esta frase no se aplica a ningún recopilatorio de música de los 90 o 60. Se trata de los minutos de duración de las cintas virgenes. Las cintas en blanco para grabar. La llamada C90 ofrecía 45 minutos de almacenamiento musical por cada cara, mientras que las C60, treinta.

Y así terminamos. ¿Y a ti qué otras frases se te ocurren que no entiendan nuestros hijos? Yo ya he propuesto 10, ahora os toca a vosotros.