Portada de Dancing on the CeilingDancing on the Ceiling es el tema que da título al tercer album de Lionel Richie, editado en 1986. Uno de los pocos temas bailables de este cantante, que más bien nos acostumbró a grandes baladas. Es un tema fresco, con mucho ritmo y lleno de una enegría positiva  muy contagiosa. Por eso Richie suele comenzar con él todos sus conciertos. El cantante crea asi, un ambiente divertido que acompañará a sus fans durante el resto del concierto.

 

La letra de Dancing on the ceiling nos invita a divertirnos.

En efecto, Dancing on a Ceiling habla sobre pasar buenos momentos, literalmente, bailando sobre el techo. Hay que decir que la canción está lejos de ser una de las mejores de Richie. Sin embargo el mencionado ritmo fresco y un estribillo pegadizo: “What a feeling, dacing on the ceeling (Qué sensación cuando bailamos sobre el techo)” hicieron que medio mundo la cantara, conviertiendola en toso un clásico de los 80.

Richie co-escribió la canción con Mike Frenchnik y Carlos Ríos, y se dice no reparó en gastos; cuentan que la realización del video musical costó la friolera de 400.000 Dolares. Es uno de los clips más memorables de los años 80. Como el propio nombre de la canción indica, en él vemos a Lionel Richie bailando en el techo de una habitación. El video fue dirigido por Stanley Donen, famoso por crear el efecto sala de rotación  por primera vez en 1951 en la película “Bodas Reales”, donde vemos Fred Astaire bailando en el techo. 35 años después de la película, Stanley Donen pudo conservar el factor sorpresa del efecto.

Pues aquí está el video. Esperamos una vez más que os haya gustado esta breve historia de una canción y que, siendo así, nos deis muchos “me gusta” y  la compartáis en vuestras redes sociales. Muchas gracias.