Despues de  “The Locomotion”, “I Should Be So Lucy” fué el segundo éxito de la australiana Kylie Minogue. Fue en el año 1987, cuando la joven debutaba en el mundo musical con el álbum “Kylie” que llegó a ser un superventas en todo el mundo.