Los 80s, fueron buenos tiemposUn amigo mio me dijo ayer que le encantan los 80s porque hasta la más guapa y popular de su clase, está horrible en las fotos. Desde luego en ese sentido el tiempo ha jugado en favor de nosotros, los del montón. No me había parado nunca a pensar si los 80s eran mejores o peores pero, dándole vueltas a aquello que me dijo mi amigo, se me ocurrieron otras razones por las que quizás si podríamos decir que lo fueron. Y una cosa está clara: no se si serán mejores pero…

…los 80s fueron tan especiales como inolvidables ¿o no?

Veamos una a una, 4 cuestiones en las que sin duda los 80s vencen a los tiempos modernos.

Razón 1:  en los 80s había vida más allá del futbol

Hoy todo es futbol, pero antes también estábamos muy pendientes de otros deportes.

El baloncesto, por ejemplo, gozó de una gran popularidad. Hoy en dia o eres extremadamente forofo del baloncesto, o difícilmente se te ocurrirá el nombre de algún jugador. En los 80s, estaba Fernando Martín, Epi o Petrovic. Vibrábamos con los partidos de la liga española de baloncesto, la ACB, tanto como con la americana NBA.

Otro de los deportes en auge en los años 80 fue el tenis. Bueno, Rafael Nadal, Carlos Moya o Juan Carlos Ferrero también nos han dado alegrías en los últimos años. Pero quién no recuerda a la familia Sanchez-Vicario: Emilio, Javier y, sobre todo, Arantxa que derrotó a Stefi Graf en 1989. Y no sólo nos gustaban los partidos. El tenis también dejó su marca en la moda: zapatillas, muñequeras, calcetines…

[Tweet “En los 80 había vida más allá del fútbo”]

Y, claro, también el deporte rey fue mejor. En el 82 tuvo lugar el Mundial de Fútbol en nuestro país. Nuestra selección no obtuvo un gran resultado, pero para España supuso una mejora notable de su imagen exterior. Además, entonces, el fútbol era deporte y no sólo negocio como es ahora. Los futbolistas (y deportistas en general) eran un ejemplo de esfuerzo, tesón y sacrificio para todos. Maradona, Pelé, Hugo Sanchez, Butragueño, Rumenigge… eran auténticos futbolistas, no maniquíes. Todos ellos llegaron a ser lo que eran gracias a una simple razón:  jugaban bien. Y cuando se hablaba sobre ellos, era por sus hazañas deportivas y no por sus mujeres.

Razon 2: la música

Desde Depeche Mode, pasando por AC DC hasta llegar al pop nacional (la movida madrileña). Hablando de música, los ochenta fueron mejores porque había una oferta de calidad para todos los gustos. Hace poco ya escribimos un artículo sobre por qué nos gusta más la música del recuerdo. Por lo visto acertamos bastante en nuestra reflexión,  hasta ahora es el artículo más leído de la web. Así que, mejor que volver a repetirlo todo, te invito a que lo leas aquí.

Razon 3: la televisión de los años 80 era entretenida a la par de educativa.

Creo que todos coincidimos en ello. La oferta televisiva era mucho menor que ahora, sin embargo la disfrutábamos mucho más. Y por qué no decirlo,

El Un Dos Tres en los 80s

Parte del equipo del 1,2,3

había mucha más calidad a pesar de que la tecnología estaba a años luz de lo que hay ahora.

Los niños veíamos programas magníficos como La Bola de Cristal, el Kiosko, Barrio Sésamo…. entretenidos y culturales a la vez, o las series como Verano Azul, que se ha repuesto infinidad de veces. Nuestros padres veían Anillos de Oro con un espectacular reparto. Pero lo mejor de todo es que a veces nos juntábamos toda la familia para ver “la tele”. El Un Dos Tres, por ejemplo, era de esos programas que semanalmente veíamos toda la familia. Seguro que te acuerdas,  tres parejas se enfrentaban en divertidas pruebas para llegar a una subasta. En ella finalmente podían ganar un coche, un viaje o una caja llena de plumas, por decir algo extraño. Nunca ningún programa ha tenido tanta audiencia.

Razón 4: en los 80s hablámamos los unos con los otros sin necesidad de máquinas.

Los teléfonos en los 80 también eran móviles. Sí… podías moverte y llegar tan llegar tan lejos como largo fuera el cable. Normalmente no mucho más allá del salón o el pasillo. Pero eso tenía su lado bueno. Teníamos que salir sin teléfono, claro, y cuando había algún problema teníamos dos opciones: si habíamos ahorrado y no nos habíamos gastado todas las monedas, nos ibamos a una cabina de teléfonos pública. Estaban en todas partes. Si no, superábamos la vergüenza de pedir que nos dejaran llamar por teléfono en algún lugar.

[Tweet “En los 80 hablábamos los unos con los otros sin necesidad de máquinas.”]
Facebook para nosotros el era el parque, para los mayores el bar. Allí aprovechábamos para, con un café o un refresco, comentar a nuestras amistades cómo nos había ido el día o qué opinábamos sobre tal o sobre cual cosa. Igual que lo hacemos hoy, pero hablando en ese proceso por el cual expulsamos aire que mueve nuestras cuerdas vocales. Que hoy también hablamos, pero por Whastapp.

Bueno y así terminamos. Habrá muchas más razones por las que los 80s fueron mejores, ¿o quizás no fueron tan buenos?. ¿Tú que opinas?